cañonero tampico.jpg
25 noviembre, 2019
Diego Borbolla
Seguridad - Y - Justicia - Notas
Compartir

Localizan naufragio del Cañonero “Tampico”, protagonista de la Revolución Mexicana

Para lograr este hallazgo, fue necesario que arqueólogos subacuáticos del INAH, realizaran buceo profundo a más de 40 metros, con lo que pudieron confirmar la identidad del buque histórico, hundido en combate hace 105 años.

Personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y de la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar), localizaron una pieza clave del que fue uno de los primeros enfrentamientos aeronavales en la historia de Occidente: el pecio del Cañonero “Tampico”. Esta embarcación es símbolo de la Revolución Mexicana que también se desarrolló en el mar, entre marzo y junio de 1914, en Topolobampo, Sinaloa.

  Especialistas de la Subdirección de Arqueología Subacuática (SAS) del INAH, ubicaron junto con personal de la Semar, una tumba de guerra que permitirá conocer más acerca un importante combate naval de México, y sobre la historia del Comandante de Tampico, Capitán de Navío, Hilario Rodríguez Malpica, informó la institución naval en un comunicado.

En una primera temporada, realizada del 30 de marzo al 2 de abril del presente año a bordo del Buque de Investigación Oceanográfica ARM “Río Tecolutla” de la Semar, se obtuvieron, mediante una sonda multihaz, imágenes tridimensionales del fondo marino que revelaron la presencia de una anomalía que parecía corresponder con las dimensiones del cañonero revolucionario: 60 metros de eslora por 10 de manga.

La Semar explicó que en una segunda etapa, realizada del 8 al 12 de septiembre con apoyo de una nave interceptora y un magnetómetro de la Marina, los arqueólogos emprendieron un par de inmersiones profundas a más de 40 metros de profundidad que confirmaron la identidad del “Tampico”.

La depedencia federal también informó que tanto el Tampico como su verdugo en combate: el Cañonero-Transporte Guerrero, fueron construidos –el primero en astilleros de Nueva Jersey, EE. UU., y el segundo en Liverpool, Inglaterra– dentro de un proyecto de Bernardo Reyes, ministro de Guerra y Marina de Porfirio Díaz, quien a inicios del siglo XX modernizó la flota naval de México.

MÁS NOTICIAS