diego santoy
14 febrero, 2020
Salvador Maceda
Seguridad y Justicia

Compartir

Tribunal revoca sentencia del Asesino de Cumbres para dictar una nueva

Después de repetir siete careos y sin que esto represente en manera alguna su liberación

Después de 14 años, se reabre el caso del Asesino de Cumbres. Un tribunal amparó al regiomontano Diego Santoy Riveroll, apodado el Asesino de Cumbres, para dejar sin efecto la sentencia de 138 años de prisión en su contra, a efecto de que se dicte una nueva, después de repetir siete careos y sin que esto represente en manera alguna su liberación.

  Los magistrados del Segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal con sede en Nuevo León desestimó las confrontaciones entre testigos de cargo y acusado, porque la autoridad ministerial los realizó sin la presencia del abogada defensora, Raquenel Villanueva, quién murió en medio de un atentado el 9 de agosto de 2009.

doc santoy 1.jpg

“Al tratarse de una diligencia en la que intervino el inculpado, para ejercer su derecho de defensa de manera efectiva, debió estar presente su defensor, pues sólo así podría asesorarlo en cuanto a la forma en que el procesado ejercería su intervención en tales diligencias”, apuntó el fallo del tribunal.

Entre los careos que deberán repetirse figuran el de su exnovia Erika, hermana de los dos niños Peña Coss que asesinó, la madre de los pequeños y la conductora de televisión, Tere Coss.

doc santoy 2.jpg

La madrugada del 2 de marzo del 2006, Diego Santoy Riveroll acudió al Fraccionamiento Cumbres en Monterrey, Nuevo León, donde vivía su novia, Erika Peña Coss, quién había decidido que ya no quería sostener ninguna relación sentimental con él.

De acuerdo con las indagatorias éste perdió la razón y en medio de su ira, acudió a la casa cubierto con un pasamontañas y guantes de latex; trepo las paredes e ingresó para llegar a la recamara de su pareja a rogarle que no lo dejara.

Frente a la negativa de ella por sostener su noviazgo, dice la averiguación, Diego Santoy asesinó a la hermanita de Erika de 3 años de edad y al hermano de 7 años. Antes de escapar pretendió degollar con un cuchillo a su novia y tomó como rehén a la empleada doméstica.

Cuatro días después, Diego Santoy y su hermano fueron interceptados en Oaxaca a bordo de un autobús, pues pretendían esconderse en Guatemala, revelan las indagatorias.

MÁS NOTICIAS