tribu_principe_felipe.jpg
Crédito: Reuters
14 abril, 2021
Azteca Noticias
Internacional - Notas
Compartir

Tribu lamenta la muerte del príncipe Felipe, considerado su Dios

La tribu vive en una isla del Pacífico y veneran al príncipe Felipe como una figura espiritual parecida a un “dios”, por lo que están en un periodo de duelo.

Desde que el pasado 9 de abril se anunció la muerte del príncipe Felipe, esposa de la Reina Isabel II, en Reino Unido han estado de luto y aunque parezca difícil de creer, una tribu de la isla de Tanna, ubicada en el archipiélago de Vanuatu, en el Pacífico, también lamentó el fallecimiento del duque de Edimburgo.

Se trata de una comunidad tribal que durante décadas ha venerado al esposo de la reina Isabel II, como una figura espiritual parecida a un dios, por lo que se encuentran en un periodo formal de duelo después de que conocieron la noticia de su muerte.

De acuerdo con Reuters, estos devotos del difunto príncipe Felipe celebraron una ceremonia en su honor en la isla Tanna. Los pobladores sostuvieron fotografías del fallecido y hablaron de “abrir el camino para que crezca su espíritu”.

Te puede interesar: Superluna rosa 2021: cuándo y dónde la podrás ver

“Permitimos que la kava despeje el camino para que su espíritu regrese y viva con nosotros. El mismo espíritu crecerá dentro de uno de su familia y un día volveremos a conectar a la gente de Tanna e Inglaterra”, dijo el jefe Jack Malia a los pobladores.

Malia aseguró que el príncipe Felipe “está muerto pero tiene una gran familia, que vivirá con su legado. Vean todas las fotos de él aquí. Es un buen hombre”.

Durante los próximos días, los miembros de la tribu realizarán danzas rituales, una procesión y beberán kava, una bebida ceremonial, en honor del duque, a quien ven como un descendiente de un espíritu o dios muy poderoso que vive en una de sus montañas, según el antropólogo Kirk Huffman, citado por agencias internacionales.

tribu_tanna.jpg
Crédito: Reuters

¿Cómo surgió esta “devoción” por el príncipe Felipe?

La adoración hacia el duque de Edimburgo prosperó en las aldeas de Yakel y Yoahnanen, donde las personas llevan una vida sencilla y alejada del mundo moderno.

Los aldeanos creen que el príncipe Felipe era uno de ellos pero debía cumplir una profecía que hablaba sobre un miembro de la tribu que abandonó la isla, en su forma espiritual original, para encontrar una esposa poderosa en el extranjero.

Aunque se desconoce cómo o por qué los aldeanos de Tanna tienen una devoción hacia el príncipe Felipe, el antropólogo Kirk Huffman cree que los miembros de la tribu lo habrían visto en una imagen junto a la reina Isabel II, cuando Vanuatu era conocida como Nuevas Hébridas, una colonia administrada por el Reino Unido y Francia.

Otras versiones señalan que la imagen de dios del duque comenzó a partir de 1974, cuando la pareja real visitó Nuevas Hébridas y el príncipe fue invitado a participar en los rituales para beber kava.

Te puede interesar: En Texas, estudiantes “subastan” a sus compañeros como “esclavos”

MÁS NOTICIAS