detención caron nazari
Crédito: Facebook/ Windsor Police Department
12 abril, 2021
Azteca Noticias
Internacional - Notas
Share

VIDEO: Afrolatino demanda a policías que le rociaron gas pimienta

Caron Nazari, un teniente del ejército estadounidense, fue detenido en diciembre de 2020 por dos policías, quienes le rociaron gas pimienta en la cara.

Caron Nazario, teniente del Ejército de Estados Unidos, de 27 años, inició una demanda contra dos elementos de la Policía de Windsor (Virginia) por haberle rociado gas pimienta en la cara y haberle amenazado mientras estaba en su vehículo.

Todo ocurrió el pasado 5 de diciembre de 2020, cuando Nazario se dirigía en su camioneta hacia la ciudad de Petersburg y se percató que atrás una patrulla le hizo señales para que se detuviera.

Te puede interesar: Covid-19: Trump pide que la vacuna lleve su nombre

El militar siguió conduciendo hasta un kilómetro y medio más adelante, en un lugar con más iluminación, en el estacionamiento de una gasolinera.

Caron Nazario se detuvo y puso su teléfono para grabar todo lo que ocurría, acto seguido vio cuando dos agentes se le acercaban gritándoles y apuntándole con sus pistolas.

"¡Sal del auto ahora!”, le grita insistentemente uno de los agentes, quien luego le dice "¡saca las manos por la ventana ahora!”, a lo que Nazario, quien no sale del vehículo aunque sí con sus palmas arriba y mostrándoles a los agentes, responde que “mis manos están aquí ¿qué está pasando?”, pero el policía no le contesta su pregunta y vuelve a pedirle que salga de su vehículo.

En la grabación de la cámara corporal de uno de los oficiales se escucha que el teniente se niega a salir de su auto, afirmó que “honestamente tiene miedo” de hacerlo. Uno de los policía, Joe Gutierrez, responde: “Sí, debería tenerlo”.

Policías rocían con gas pimienta a un teniente negro durante una parada de tráfico

Luego de algunos segundos, el oficial Gutierrez lanza gas pimienta a la cara de Nazario, mientras este permanece sentado con las manos arriba y tosiendo por culpa del gas, y le pide que comprueben que su perro no esté sufriendo por el gas pimienta.

Nazario cuestiona a los policías sobre la razón por la que lo obligaron a detenerse, a lo que respondieron que no tiene la matrícula en regla.

El teniente explicó que había comprado el auto hacía poco y que aún está esperando la placa. Luego comienzan a esposarlo.

Te puede interesar: Irán denuncia acto de ‘terrorismo nuclear’

“Nunca me había pasado que al mirar por la ventanilla viera inmediatamente armas apuntándome”, dijo Nazario

Policía lo dejó ir bajo una condición: no demandar

El oficial permitió que Nazario se fuera, bajo la condición de que no “protestara ni discutiera”. El demandante también fue amenazado con acusarlo de varios delitos que pueden acabar con su carrera militar.

Nazario acusa a los oficiales de registrar ilegalmente su automóvil, usar fuerza excesiva y violar los derechos que le otorga la primera enmienda a la Constitución de Estados Unidos, que prohíbe impedir solicitar una compensación por agravios gubernamentales, y pide un millón de dólares de compensación.

MÁS NOTICIAS