Diego Armando Maradona
17 noviembre 2021 15:11hrs
Álvaro López Sordo
Resto del Mundo

El nuevo homenaje a Diego Armando Maradona

A días de que se cumpla un año del fallecimiento de Diego Maradona, el crack recibió un nuevo homenaje. Esta vez, una esquina quedará inmortalizada a su nombre.

En octubre de 1995, la esquina de Segurola y Habana en la ciudad de Buenos Aires se hizo famosa tras un altercado entre Diego Armando Maradona y Julio César Toresani, quien murió en el 2019. Desde hoy, la unión de esas dos calles ha quedado inmortalizada de cierta manera. A unos días de que se cumpla un año del fallecimiento de Maradona, se colocó una placa en dicho sitio que, desde hace años, es muy visitado por los turistas.

Segurola y Habana es, desde hoy, “La esquina Maradona”. La placa, colocada en el edificio en el cual Maradona vivió durante varios años de la década de los 90, dice lo siguiente: “Esquina Diego Armando Maradona. En homenaje a un símbolo del futbol argentino y mundial. 30-10-1960- ∞”.

Nápoli se llena de recuerdos por la muerte de Diego Armando Maradona

El homenaje fue impulsado por un diputado bonaerense, Daniel del Sol, y fue aprobado por unanimidad en la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires. “Es un lugar, para nosotros, cultural, como hay muchas esquinas en la ciudad de Buenos Aires y no podíamos dejar pasar la ocasión de reconocer dónde vivió con sus hijas. Maradona, para nosotros, siempre fue un emblema de alegría y felicidad por todo lo que nos dio. Simplemente queremos recordarlo bien”, expresó el diputado.

Te puede interesar: Estoy muy bien, me siento cada día mejor: Pelé

¿Por qué se hizo famosa dicha esquina?

Fue el 7 de octubre de 1995, Diego Armando Maradona volvía a la actividad profesional tras la suspensión de 15 meses por el doping positivo en el Mundial de 1994. Diego se volvía a poner la camiseta de Boca Juniors y se enfrentaba a Colón de Santa Fe, en una Bombonera absolutamente repleta para presenciar el regreso de Diego Armando Maradona.

El partido fue muy cerrado y ríspido y, a los 38 minutos del primer tiempo, Julio César Toresani fue expulsado. Claudio Caniggia le había cometido una falta a Dante Unali y, fiel a su estilo, el “Huevo” Toresani saltó en defensa de su compañero. Los reclamos de Toresani a Caniggia provocaron que Maradona interviniera en el tumulto. Toresani se fue expulsado y al finalizar el juego declaró lo siguiente: “a mí, me echó Maradona. Me gustaría tenerlo enfrente, a ver si me dice lo que dijo en la cancha. Lo iría a buscar hasta la casa”.

Te puede interesar: Club italiano atacó la serie de Maradona por “difamación

Maradona se encontraba en pleno vestidor de la Bombonera, tras la victoria por 1-0, cuando se enteró de los dichos del mediocampista y no se guardó nada: “A Toresani le dije en la cancha que yo vivo en Segurola y Habana 4310, séptimo piso. No tengo ningún problema en que me venga a buscar porque estoy cansado de estos, de los de pico (bocones). Que le pregunten a Lamolina (el árbitro), a ver si éste tiene cara, este Toresani, que no existe, que le pregunten a Lamolina si no le dije que no lo eche, lo juro por mis hijas. Le vuelvo a repetir a Toresani, Segurola y Habana 4310, séptimo piso y vamos a ver si me dura 30 segundos”.

Diego Armando Maradona






Años después, Dalma Maradona, una de las hijas de Diego con Claudia Villafañe, contó que cada vez que tomaba un taxi, el chofer al reconocerla simplemente le decía: “¿A Segurola y Habana?” Esa esquina que se hizo famosa hace más de 26 años, y a la que cientos de maradonianos acuden a tomarse una foto, ya cuenta con una placa conmemorativa.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Deportes en Google News!