Big Boy llega a Culiacán.png
07 abril, 2021
Valeria Ortega
Estados - Notas
Compartir

Big Boy, el elefante asiático rescatado, ya llegó a Sinaloa

Big Boy fue recibido esta madrugada en el centro de rehabilitación del Zoológico de Culiacán, Sinaloa tras pasar la mayor parte de su vida haciendo circo.

Culiacán.- Esta madrugada Big Boy, el elefante asiático que pasó la mayor parte de su vida haciendo circo llegó al centro de rehabilitación en el zoológico de Culiacán, Sinaloa.

Recorrió 700 kilómetros desde la ciudad de Guadalajara, Jalisco y una vez rehabilitado vivirá en un lugar de 21 hectáreas cerca de la ciudad.

Big Boy tiene 40 años y puede llegar a vivir hasta 80. Será atendido por un equipo de veterinarios y biológos de México y Latinoamérica, expertos en paquidermos. Los especialistas esperan que Big Boy tenga una vida digna y feliz en su nuevo hogar.

Te puede interesar: Liberan a elefante que sobrevivió a ley contra animales en circos

De acuerdo con los rescatistas, Big Boy y cientos de animales que formaban parte de los circos en todo México quedaron en el abandono con la entrada en vigor de la Ley General de Vida Silvestre en el 2015.

Ahora, los zoológicos se hacen cargo de ellos, los alimentan y los protegen.

Big Boy comiendo en Culiacán.png

Para este elefante, señalaron que la rehabilitación necesitará de 10 millones de pesos más una manutención anual.

Los rescatistas adelantaron que detrás de Big Boy hay una historia de lucha y esperanza que será próximamente documentada para una película.

El santuario para elefantes

El santuario al que será trasladado Big Boy se ubica a 20 kilómetros de Culiacán, en la Comunidad de la Campana; está situado a 100 metros sobre el nivel del mar. Según los especialistas, tanto la altura como el clima son recomendables para el bienestar de esta especie.

Este santuario no recibirá personas, ni tendrá exhibición de ejemplares ni recorridos, “será únicamente para que animales rescatados como Big Boy vivan lo más tranquila y felizmente posible”.

La primera etapa del santuario tendrá un área de 250 mil metros cuadrados; el hábitat diseñando para Big Boy será de 25 mil metros. Estará delimitado con fosas, para que el animal se sienta en un ambiente relajado en todo momento; además está rodeado de cerros para que Big Boy y todos los animales vivan tranquilos, y alejados del ruido y de la urbanización. Se espera que esté totalmente terminado en el 2023.

MÁS NOTICIAS