Ortega
08 noviembre 2021
Reuters
Internacional - Notas
Compartir

Daniel Ortega asegura cuarto mandato consecutivo en Nicaragua

Daniel Ortega está por conseguir su cuarto mandato consecutivo en Nicaragua, un recuento preliminar de votos le da el 75% de los sufragios.

Daniel Ortega consiguió fácilmente un cuarto mandato consecutivo como presidente de Nicaragua, mostraron los primeros resultados el lunes, luego de que el exguerrillero reprimiera a sus rivales políticos en una votación que los críticos tildaron de manipulada pero que obtuvo el reconocimiento de Rusia.

El Consejo Supremo Electoral de Nicaragua informó que, con cerca de la mitad de los votos contados, un recuento preliminar le dio a la alianza sandinista de Ortega alrededor del 75% de los sufragios en la elección presidencial.

RECHAZO DE LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

La Unión Europea (UE) rechazó los resultados y dijo que las elecciones “completan la conversión de Nicaragua en un régimen autocrático”, después de que Ortega detuvo a opositores y líderes empresariales, canceló partidos rivales y criminalizó la disidencia durante meses.

Pero el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, respaldó a Ortega y afirmó que los pedidos de Estados Unidos para que los países no reconozcan el resultado eran “inaceptables”.

En una declaración emitida antes de que se anunciara el recuento, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, señaló que Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, habían orquestado una “pantomima de elecciones que no fueron ni libres ni justas”.

DANIEL ORTEGA Y SUS OPOSITORES

Ortega, un exrebelde marxista que ayudó a derrocar la dictadura derechista de la familia Somoza a fines de los años 70, dice que está defendiendo a su país contra adversarios sin escrúpulos empeñados en derrocarlo con la ayuda de potencias extranjeras.

Su gobierno ha aprobado una serie de leyes que facilitan el enjuiciamiento de los opositores por delitos como “traición a la patria”.

Ortega, que en la década de 1980 gobernó durante un solo mandato como presidente antes de perder en las elecciones y que regresó al cargo en 2007, es el líder que más años lleva en el cargo en América y las autoridades estadounidenses están evaluando nuevas sanciones contra su gobierno y una revisión del papel de Nicaragua en un pacto comercial regional clave.

Biden pidió al gobernante centroamericano que restaure la democracia y libere a los líderes opositores detenidos. Hasta que eso suceda, Estados Unidos usará todas las “herramientas diplomáticas y económicas” disponibles para hacer que la administración de Daniel Ortega rinda cuentas, advirtió.

Solo cinco candidatos poco conocidos de partidos en su mayoría pequeños aliados de los sandinistas de Ortega compitieron en su contra en los comicios. El Consejo Supremo Electoral dijo que la participación fue del 65%.

SIN OBSERVADORES ELECTORALES INTERNACIONALES

A los observadores electorales de la UE y la Organización de Estados Americanos (OEA) no se les permitió escudriñar la votación y se les prohibió la entrada al país a los periodistas.

Una declaración del lunes de los 27 miembros de la UE acusó a Ortega de “encarcelamiento sistemático, acoso e intimidación” de opositores, así como de periodistas y activistas. El ministro de Exteriores de España, José Manuel Albares, calificó de “burla” los comicios y rechazó los resultados en las urnas.

En América Latina, Costa Rica señaló el domingo que desconoce el triunfo de Ortega e instó a la comunidad internacional a propiciar el diálogo entre Gobierno y oposición, mientras que el lunes Chile denunció que la elección “careció de todas las condiciones para ser estimado válido y transparente”.

El domingo por la tarde, Ortega elogió los comicios como una victoria de la “inmensa mayoría de los nicaragüenses” y arremetió contra los opositores internos, llamándolos “demonios”.

MÁS NICARAGÜENSES EN EL EXILIO

Miles de nicaragüenses han huido desde la represión de las protestas antigubernamentales en 2018, en las que murieron más de 300 personas. Muchos de ellos se reunieron el domingo en la vecina Costa Rica en una muestra de desafío contra Daniel Ortega.

Se espera que el descontento prolongado impulse una mayor emigración a Costa Rica y Estados Unidos, donde este año se ha detenido a un número récord de nicaragüenses en la frontera.

La activista de derechos humanos nicaragüense Haydee Castillo, quien fue arrestada en 2018 y ahora vive en Estados Unidos, calificó las elecciones como “una farsa”. “No ha concedido nada a pesar de las resoluciones y declaraciones que ha hecho la comunidad internacional”, denunció.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS