Francia robo ostras notas
“Reuters”
29 diciembre 2022
Arturo Engels
Internacional - Notas
Compartir

Francia previene robo de ostras con peculiares notas

En Francia, a un criador de mariscos se le ocurrió prevenir el robo de ostras utilizando peculiares notas que introdujo en sus conchas.

En alguna ocasión, un grupo de ladrones en Francia, robó tres toneladas de ostras de las instalaciones de un criadero de mariscos, fuer por eso que a su dueño, Christophe Guinot, se le ocurrió una peculiar solución: incluir notas secretas dentro de las conchas de las ostras para ayudar a que la policía localice a los ladrones.

Cabe señalar que las ostras son lucrativas. En el célebre restaurante Chez Françoise ubicado en el centro de París, un plato de seis ostras de alta calidad cuesta 24 euros, cerca de 600 pesos. Y su demanda aumenta durante los períodos festivos y es justo cuando también se da la actividad álgida para los ladrones.

El peculiar método de Guinot fue implementado en el año 2016 y desde entonces no ha habido nuevos robos de ostras en su granja.

Christophe Guinot, criador de mariscos:

Ha tenido un efecto disuasorio.

El hombre de 60 años, originario de Leucate en el sur de Francia, cría ostras en una laguna costera cerca de la frontera de Francia con España. Los mariscos se crían en jaulas que están unidas por cables a un marco de metal para evitar que se vayan a la deriva. Es entonces que los ladrones llevan un bote a las jaulas y para su robo las sacan del agua.

Christophe Guinot, tomó una concha de ostra vacía, le insertó una pequeña nota enrollada, pegó la concha y la colocó de nuevo en la jaula. La nota le dice a quien abre la concha que ha ganado su propio peso en ostras y le invita a llamar para reclamar su premio.

¡Has ganado tu peso en ostras!: nota en ostras para disuadir a ladrones

Aquellas personas que reclamen su premio, pueden ser interrogados por las autoridades de Francia para determinar dónde se compraron las ostras, y si no corresponden a un lugar abastecido por Christophe Guinot, significaría una pista para la policía sobre el paradero de los ladrones.

Su idea ha resultado a tal grado que sus competidores, otros productores de mariscos en la zona, han seguido su ejemplo y también “plantaron” notas entre sus ostras.

Hasta el momento, nadie ha reclamado el premio a Christophe Guinot, aunque algunos sí han sido reclamados en granjas vecinas. En algunos de los casos, a los ganadores les vendieron ostras robadas y de inmediato se alertó a la policía de Francia.

Sencilla pero magnífica idea ya que ha creado un efecto disuasorio. Luego de 19 robos de ostras en la zona en el año 2017, no se registró ningún robo en el año 2020, según información del Ministerio del Interior francés.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS