xoloitzcuintle-leyenda-día-de-muertos.jpg
Twitter @rthur_013
02 noviembre 2021
Azteca Noticias
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

¿Cuál es la leyenda del xoloitzcuintle en el Día de Muertos?

Una leyenda dice que el xoloitzcuintle fue creado como un regalo para los hombres, actualmente es uno de los símbolos del Día de Muertos.

El xoloitzcuintle es una raza de perros que se ha venerado desde tiempos prehispánicos, cada año en el marco del Día de Muertos, se recuerda la leyenda sobre el origen de este fiel compañero y guía.

La palabra xoloitzcuintle deriva del náhuatl “xolotl”, que tiene varios significados, como extraño y deforme, además Xólotl en sí es el díos azteca de la vida y la muerte, al que asociaban con figuras monstruosas; mientras que “itzcuintli” significa perro, según la Secretaría de Cultura de Colima.

Esta raza es originaria de México, se caracteriza por su piel suave escasa de pelo, hocico puntiagudo, orejas grandes y una temperatura corporal alta. Es una especie muy antigua, se originó hace más de tres mil años y tiene una estrecha relación con la cultura azteca.

Leyenda del xoloitzcuintle dice que fue creado como un regalo

Una de las figuras relacionadas con el Día de Muertos es el xoloitzcuintle, un perro envuelto en el misticismo de una leyenda, la cual dice que el dios Xólotl le dio esta raza como regalo a los hombres y la creó con el Hueso de la Vida.

Por ese motivo, los aztecas creían que estos perros eran sagrados y que su trabajo consistía en guiar las almas de los fallecidos por el “largo y difícil camino del Mictlán, la ciudad de los muertos”, de acuerdo con el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (Siap).

El xoloitzcuintle ayudaba a pasar a las almas por un profundo y caudaloso río que atraviesa la tierra de los muertos, si la persona en vida había tratado mal a los animales, no sería guiada, pero si los había tratado bien, el perro la pondría sobre su lomo y la llevaría a salvo hasta el otro lado.

Según la leyenda, si el xoloitzcuintle era de color negro, no podía llevar a las almas al otro lado del río, pues ya había guiado a suficientes a su destino. Si su piel era blanca, significaba que era muy joven y tampoco podía cumplir con la misión. “Solamente cuando son de un color gris jaspeado podrá llevar a cabo esta importante tarea”, explicó Siap.

xoloitzcuintle
Reuters

La Secretaría de Cultura del gobierno federal indicó que estos animales eran un alimento sagrado y se consumían en ceremonias específicas, durante las cuales eran sacrificados por medio de la extracción del corazón.

El perro fue considerado desde el compañero que sustituye al hombre ante los dioses en el sacrificio y que lo lleva a su destino final, hasta el antepasado y el héroe cultural que le da el fuego solar.

Además, el xoloitzcuintle desempeñaba un papel medicinal, ya que su alta temperatura al tacto y su ausencia de pelo, se empleaban como ayuda para aliviar el reumatismo y el dolor abdominal.

Actualmente, uno de los elementos de la ofrenda del Día de Muertos es el perrito izcuintle de juguete, que se coloca en los altares de los niños, para que sus almas estén contentas cuando lleguen a su hogar.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS