Antílope muere Aragón
Sedema
12 mayo, 2021
Carlos Soto
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

Murió “Dragón”, antílope del Zoológico de Aragón en la CDMX

“Dragón”, un antílope macho del Zoológico de Aragón en la CDMX, murió este lunes por una insuficiencia cardiorespiratoria

Dragón, un antílope eland que habitaba en la zona de sabana africana, en el Zoológico de San Juan de Aragón, al norte de la Ciudad de México (CDMX), murió el lunes 10 de mayo por una insuficiencia cardio-respiratoria. Así lo dio a conocer la Dirección General de Zoológicos y Conservación de la Fauna Silvestre, perteneciente a la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la capital del país.

Enfermedad crónico-degenerativa

La Sedema detalló que desde 2016, Dragón sufría una enfermedad degenerativa en las articulaciones de sus patas (miembros locomotores), “por lo que recibía terapia permanente y adecuada a los padecimientos propios de su enfermedad”.

A través de un comunicado difundido este martes, la dependencia señaló que Dragón permanecía bajo la vigilancia permanente de un equipo de médicos veterinarios y cuidadores.

Y agregó que en los últimos meses, Dragón se mantuvo en un área de manejo específico, con el fin de facilitar sus cuidados y proporcionarle los tratamientos necesarios.

Según la Sedema, la insuficiencia cardio-respiratoria que causó la muerte de Dragón fue provocada por una neumonía. Además, su salud también se vio afectada por los problemas articulares crónicodegenerativos que presentó en los últimos años de vida.

Nacido en cautiverio

El antílope Dragón nació en el Zoológico de San Juan de Aragón el 1 de marzo de 2006 y fue padre de 13 crías. Al ser mayor de 15 años, se le consideraba un ejemplar de edad avanzada.

Los antílopes eland (taurotragus oryx) habitan en los pastizales, áreas abiertas y la sabana de los países del este y el sur de África. Es una de las dos especies de antílope que habitan este continente, junto con el antílope derbiano (taurotragus derbianus).

Las hembras alcanzan los 500 kilos, y un metro y medio de estatura, mientras que los machos llegan a pesar 800 kilos y alcanzan 1.80 de altura hasta el hombro.

TE PUEDE INTERESAR: Veterinarios salvan a cebra “Karo” pero su cría no sobrevivió

La Sedema recordó que en la naturaleza, los animales silvestres no suelen sobrevivir mucho tiempo a padecimientos crónicos y degenerativos, debido a que los depredadores normalmente se alimentan de animales jóvenes, débiles o enfermos, como parte del ciclo natural.

Y afirmó que las especies que habitan en los zoológicos bajo cuidado humano, pueden prolongar su vida, gracias a la atención médico veterinaria especializada, una alimentación adecuada y los cuidados necesarios. Además de que las presas no se exponen a las amenazas que enfrentan en la naturaleza.

Para la Sedema, Dragón será recordado como uno de los embajadores de la vida silvestre.

MÁS NOTICIAS