joven imparte clases ecuador niños.jpg
14 julio, 2020
TV Azteca
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

Adolescente improvisa salón de clases debajo de un árbol para niños sin acceso a internet

La joven se percató de que una parte de su comunidad no tiene los suficientes recursos para tomar clases en línea, por lo que decidió realizar una escuela provisional.

Denisse Toala, una adolescente ecuatoriana, improvisó un salón de clases debajo de un árbol en uno de los barrios más pobres y alejados de Guayaquil, para ayudar a unos 40 niños que no han podido estudiar durante el confinamiento de la pandemia de Covid-19, debido a la falta de acceso a Internet.

  Desde que el Gobierno declaró una emergencia sanitaria por la enfermedad en el país, que registra unos 69.570 contagios y más de 5.000 muertos, los niños y adolescentes tienen que acceder a las clases que se imparten de manera virtual o en las plataformas digitales de escuelas y colegios.

Pero en el barrio Realidad de Dios, al norte de Guayaquil, casi nadie cuenta con una conexión a Internet en su casa ni dispositivos electrónicos para acceder a datos. Y en el terreno más alto de la zona, donde niños y adultos juegan al fútbol en una cancha de tierra, Toala aprovechó la presencia de un gran árbol para instalar su escuela.

Te puede interesar:
Rusia revela que México adquirió Avifavir, medicamento ruso para combatir el coronavirus

La joven de 16 años asiste a los niños para que repasen sus conocimientos y, con su teléfono móvil, ayuda a los padres a revisar las disposiciones para la educación de sus hijos en casa, una modalidad que ha dejado marginados a miles de estudiantes ecuatorianos, sobre todo en zonas rurales.

Toala mencionó en una entrevista para Reuters que el Covid-19 ha causado dificultades también en la parte económica y en la educación.

Debajo del árbol ha instalado improvisadas bancas para los niños que a diario caminan hasta el lugar, una pizarra, carteles didácticos y un letrero de bienvenida: “Aprender para Enseñar”.

UNICEF Ecuador dijo en un artículo publicado en mayo que solo el 37% de los hogares en el país tiene acceso a Internet, “lo que significa que 6 de cada 10 niños no pueden continuar sus estudios a través de plataformas digitales”.

El Ministerio de Telecomunicaciones reconoció en abril ante la Asamblea Nacional que de los tres millones de estudiantes registrados en el país, cerca de un millón no tiene conexión a Internet. La cartera agregó que se trabaja en alternativas para llevar el servicio a lugares de difícil acceso.

Los padres han apoyado la iniciativa ante la preocupación de que sus hijos se queden sin educación ante el miedo a la pandemia, que en marzo y abril colapsó los servicios médicos en Guayaquil y obligó a las autoridades a recoger cadáveres de los hogares.

También te puede interesar:
FAO lanza alerta por crecimiento de hambruna en América Latina tras Covid-19

MÁS NOTICIAS