Un arqueólogo con una linterna inspecciona la pintura rupestre de piedra caliza más antigua del mundo, en Maros, Indonesia. Se cree que data de hace al menos 45,500 años y que se ha deteriorado a un ritmo rápido debido al cambio climático.
STRINGER/REUTERS
09 junio, 2021
Marissa Espinosa Gutiérrez
Internacional - Notas
Compartir

Cambio climático podría borrar la pintura rupestre más antigua del mundo

Los arqueólogos creen que la pintura rupestre, localizada en Indonesia, será deteriorada lentamente por el cambio climático.

De acuerdo a varios arqueólogos, la pintura rupestre más antigua del mundo, en Indonesia, se está deteriorando a un ritmo rápido debido al cambio climático. Los expertos ya compiten contra el tiempo para encontrar formas de preservar las invaluables obras de arte prehistóricas de la provincia de Célebes Meridional.

El pigmento que forma la imagen en la pared de la cueva se está despegando”, dijo el arqueólogo Rustan Labe, que trabaja en el Centro de Conservación del Patrimonio Cultural del gobierno. En solo seis meses, 1.36898 centímetros cuadrados se despegaron.

La pintura fue encontrada en una cueva de piedra caliza en la isla indonesia de Célebes, en 2017. Su valor radica en que parece ser el registro pictórico más antiguo conocido de narración de historias de la humanidad y se cree que se remonta a hace 45,500 años.

Animales, plantillas de manos y figuras humanas que cazan animales son algunas de las imágenes plasmadas en las rocas. Sin embargo, en los últimos años, los arquólogos descubrieron que el arte rupestre de la época del Pleistoceno ya muestra señales de que se está borrando lentamente.

¿Qué está deteriorando las pinturas rupestres de Indonesia?

De acuero a un estudio publicado en Scientific Reports en el que participaron científicos australianos y de Indonesia, una de las principales causas es la eflorescencia salina (salitre de las piedras) inducida por el clima cálido, lo cual provoca la exfoliación de las paredes de la cuevas en la zona de Maros-Pangkep.

Las temperaturas cálidas y la creciente gravedad de eventos meteorológicos, como El Niño, aceleran este proceso.

“El impacto es muy severo y destruirá las pinturas”, dijo a Reuters Basran Burhan, arqueólogo indonesio de la Universidad Griffith y autor conjunto del estudio.

Agregó que el comportamiento humano es otro factor que causa el daño “significativo”.

Hoy, los arqueólogos trabajan incansablemente en monitorear las condiciones de formación de cristales de sal y el crecimiento de organismos en la pared de la cueva.

Preveniremos y abordaremos los factores que podrían ser una amenaza para las pinturas rupestres y abordaremos el asunto de inmediato”, aseguró Rustan Labe.

“Si se trata de un problema de seguridad, trabajaremos con guardias o asignaremos cuidadores al área. Y continuaremos haciendo estudios de conservación. Pero todos estos esfuerzos no son suficientes, todavía tenemos que cooperar y unirnos como uno, involucrar a todas las partes en los esfuerzos de preservación”.

Te puede interesar: Descubren tesoro vikingo de más de 500 años en glaciar de Noruega

MÁS NOTICIAS