El director del museo, Taco Dibbits, junto a La ronda de noche de Rembrandt, que vuelve a estar en exhibición en su tamaño original, con partes faltantes restauradas temporalmente en una exposición con la ayuda de inteligencia artificial, en el Rijksmuseum de Ámsterdam, Países Bajos.
PIROSCHKA VAN DE WOUW/REUTERS
24 junio, 2021
Marissa Espinosa Gutiérrez
Internacional - Notas
Compartir

Completan digitalmente “La ronda de noche”, cuadro de Rembrandt

Con ayuda de inteligencia artificial, que aprendió a imitar el trabajo de Rembrandt, se logró rescatar los pedazos de la pintura que habían sido cortados.

Por primera vez en 300 años, la famosa La ronda de noche de Rembrandt está de nuevo en exhibición en lo que los investigadores dicen que es su tamaño original, con partes faltantes restauradas temporalmente en una exhibición con la ayuda de inteligencia artificial.

Rembrandt terminó el gran lienzo, que retrata al capitán de una milicia de la ciudad de Ámsterdam ordenando a sus hombres entrar en acción, en 1642.

Aunque ahora se considera una de las mayores obras maestras de la Edad de Oro holandesa, se cortaron tiras de los cuatro lados durante una mudanza en 1715.

Aunque esas tiras no se han encontrado, otro artista de la época había hecho una copia, y restauradores e informáticos la han utilizado, mezclada con el estilo de Rembrandt, para recrear las partes faltantes.

“Nunca es algo real, pero creo que te da una visión diferente de la composición”, dijo el director del Rijksmuseum, Taco Dibbits.

El efecto es un poco como ver una foto recortada como hubiera querido el fotógrafo.

La figura central de la pintura, el capitán Frans Bannink Cocq, aparece ahora más descentrada, como lo estaba en la versión original de Rembrandt, lo que hace que la obra sea más dinámica.

Se ha restaurado parte de la figura de un baterista que entra en el encuadre en el extremo derecho, mientras entra en escena, lo que provoca que un perro ladre.

Tres figuras restauradas que faltaban a la izquierda, no muy detalladas, son espectadores, no miembros de la milicia. Ese fue un efecto que Rembrandt pretendía, dijo Dibbits, para atraer al espectador a la pintura.

Rembrandt pintado por inteligencia articifial
El científico sénior del Rijksmuseum, Robert Erdmann, explicó algunos de los pasos para crear las partes faltantes, que se cuelgan para superponerse al trabajo original sin tocarlo.

Primero, tanto La ronda de noche como la copia más pequeña, que se atribuye a Gerrit Lundens y data de alrededor de 1655, tuvieron que ser fotografiadas cuidadosamente.

Luego, los investigadores escalaron las imágenes al mismo tamaño y deformaron el trabajo de Lundens para que encajara mejor con el Rembrandt, donde había pequeñas diferencias en la colocación de figuras y objetos.

El software de inteligencia artificial aprendió al intentar millones de veces aproximarse más al estilo y los colores de Rembrandt. Los humanos juzgaron el éxito.

Erdemann dijo que el resultado fue lo suficientemente bueno como para que la inteligencia artificial “rellenara” grietas en la pintura en algunos puntos mientras traducía el trabajo de Lundens a Rembrandt.

Pero cuando se le preguntó si esta es la mejor restauración posible de La ronda de noche, dijo que no. “Creo que la técnica siempre podrá mejorar”.

Te puede interesar: Marilyn Monroe regresó a Palm Springs en California; ahora mide 8m.

Los niños miran La ronda de noche, que está de nuevo en exhibición en su tamaño original, con partes faltantes restauradas temporalmente con ayuda de inteligencia artificial, en el Rijksmuseum de Ámsterdam, Países Bajos.
PIROSCHKA VAN DE WOUW/REUTERS
Los niños miran La ronda de noche, cuadro de Rembrandt que está de nuevo en exhibición en su tamaño original, con partes faltantes restauradas temporalmente con ayuda de inteligencia artificial, en el Rijksmuseum de Ámsterdam, Países Bajos.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS