India falla en intento de lanzar un satélite de observación.
12 agosto 2021 16:08hrs
Julián Molina Rivera
Internacional - Notas
Share

India falla en intento de lanzar un satélite de observación.

A pesar de que el cohete despegó según lo previsto, India falla en intento de lanzar un satélite de observación por fallo técnico en última fase del encendido.

India falla en intento de lanzar un satélite de observación que proporcionaría imágenes en tiempo real para monitorear ciclones y otros posibles desastres naturales.

El cohete GSLV-F10 despegó según lo previsto, a las 05:43, hora local, desde el Centro Espacial Satish Dhawan en la isla de Sriharikota, en el estado de Andhra Pradesh, poco después de su despegue en el sur del país, se produjo un fallo técnico en la tercera y última fase del encendido, dijo la Agencia de Investigación Espacial de India.

El satélite orbitaría en sincronía con la Tierra.


El satélite iba a ser geoestacionario, es decir, orbitaría en sincronía con la Tierra y se mantendría en una posición fija para proporcionar imágenes de formación de nubes y tormentas, además de datos para finales agrícolas, forestales y marinos.

El esperado lanzamiento del satélite EOS-03 ó Gisat-1 fracasó después que el cohete entró en la parte baja del espacio a una altitud de 139 kilómetros, tras un vuelo de 340 segundos.


Las dos primeras etapas del misil, que dan el empuje inicial del despegue y llevan el vehículo de 52 metros de altura al espacio, funcionaron bien, pero después que se pasó a la última fase, el motor criogénico que quema hidrógeno y oxígeno líquidos, se produjo una marcada desviación en la trayectoria de vuelo prevista.

La agencia no relevó qué ocurrió con el cohete y el satélite tras el fallo.

Dado que la tercera fase no se activó, no ha alcanzado la velocidad que lo habría mantenido en órbita. Pronto caerá de nuevo a la Tierra. El seguimiento lo indicará más tarde”, explicó Pallava Bagla, un experto externo.

Te puede interesar:
Barbie celebra a Elvis Presley con muñeca coleccionable

El EOS-3 sería colocado a 36 mil kilómetros del ecuador de la Tierra, en una órbita para satélites de comunicaciones que deben cubrir una gran franja del planeta.

Un satélite en órbita geoestacionaria está sincronizado con el ciclo de rotación de la Tierra de 24 horas y parece inmóvil cuando es visto desde el suelo, de ahí su nombre.

De acuerdo con los científicos, tres satélites de este tipo bien situados pueden cubrir prácticamente toda la superficie del planeta.

Este fue el cuarto fracaso en 14 lanzamientos de cohetes desde una plataforma geoestacionaria desde 2001, reportó el diario Economic Times.

India tiene un ambicioso programa espacial con décadas de investigación que le permite desarrollar satélites y tecnologías de comunicaciones y detección remota que están ayudando a solucionar los problemas del día a día, desde pronosticar la migración de los peces a predecir tormentas e inundaciones.

El gobierno estableció 2022 como fecha límite para el primer vuelo tripulado del país.

En 2019, India envió una sonda a explorar los depósitos de agua en la cara oculta de la luna, pero no logró que alunizara correctamente.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS