La gran boda real de Jorge Romanov y Rebecca Bettarini en Rusia
ANTON VAGANOV/REUTERS
01 octubre 2021 08:10hrs
Internacional - Notas
Compartir

La gran boda real de Jorge Romanov y Rebecca Bettarini en Rusia

La novia pasó a la fe ortodoxa y tras el matrimonio recibió el título de princesa. La gran boda real de Jorge Romanov y Rebecca Bettarini en Rusia

En la Catedral de San Isaac de San Petersburgo, la más suntuosa y grandiosa de todos los templos de la capital rusa con una capacidad de hasta 10,000 asistentes se realizó la gran boda real de Jorge Romanov y Rebecca Bettarini en Rusia.

La novia llegó al templo del brazo de su padre y padrino y ha hecho su entrada en este imponente templo acompañada de las damas de honor Beatrice y Veronica Scheda, hijas de su prima, Giulia Cacciatore.

Jorge Romanov es hijo de la gran duquesa María Vladimirovna Romanova y del príncipe Francisco Guillermo de Prusia.

La dinastía Románov gobernó Rusia durante 300 años

La dinastía Románov gobernó Rusia durante 300 años, hasta que el zar Nicolás II abdicó en 1917 como resultado de la Revolución rusa.


El gran duque Jorge de Rusia es descendiente directo del emperador Alejandro II de Rusia, la reina Victoria de Inglaterra y el kaiser Guillermo II de Alemania.

Rebecca Bettarini es hija del embajador de Italia y habla español.

En tanto que la escritora Rebecca Bettarini es hija del embajador de Italia Roberto Battarin.

Bettarini nació en Roma el 8 de mayo de 1982. Pasó la infancia en París, Venecia, Roma y Bagdad, adonde fue destinado su padre. Vivió cuatro años en Venezuela, motivo por el que habla español.

Asistió a la escuela europea en Bruselas y después estudió Ciencias Políticas en Roma. Entre 2005 y 2017 trabajó para el grupo industrial Finmeccanica, primero en Italia y después en Bruselas. Desde 2017 es directora de la Fundación Imperial Rusa.

Te puede interesar:

Covid-19 mata a mujer de 105 años que sobrevivió una guerra mundial

Los contrayentes han sido recibidos con una enorme expectación a las puertas del templo, ya que se trata de la primera boda Romanov en un siglo. La última pareja en casarse fue el príncipe Andrei Alexandrovich de Rusia y Elisabetta di Sasso-Ruffo en junio de 1918.

La ceremonia por el civil se celebró hace una semana en el Ayuntamiento de Moscú.

Antes de contraer matrimonio, Rebecca Bettarini se convirtió a la fe ortodoxa con el nombre de Victoria Romanova, de acuerdo con el comunicado difundido por la cancillería de la jefa de la Casa Imperial rusa.

Más de mil invitados.

La ya princesa de Romanov y junto al heredero al trono de Moscú, han pronunciado el “sí quiero” en una ceremonia por el rito ortodoxo ante más de un millar invitados procedentes de la aristocracia y 20 casas reales europeas y dinastías de todo el mundo.

La recepción a la boda fue ofrecida en el palacio de Vladimir de San Petersburgo,

Tras la ceremonia, los recién casados agasajarán a sus invitados con una cena de gala celebrada en el Museo Etnográfico ruso en San Petersburgo, a la que asistirán alrededor de 550 invitados.

Alrededor de las siete de la tarde dará comienzo la recepción y se servirá un menú a base de platos típicos de la gastronomía rusa, regados con vinos italianos y champán francés.

La velada estará amenizada por unos músicos clásicos de renombre en los salones de este museo, construido ex profeso por Vasili Svinine, y que alberga una colección dedicada a las 150 etnias que poblaban el territorio del antiguo Imperio ruso.

Tres días de celebraciones.

Al día siguiente, y como colofón a tres días de celebraciones, los recién casados ofrecerán un brunch en el palacio Constantine, anteriormente hogar de la rama Konstantinovichi de la familia imperial, se prevé que asistan alrededor de 700 invitados que participarán en una subasta benéfica y asistirán a un concierto con motivo de la inauguración de la Sociedad Musical Imperial Rusia.

Los novios despedirán así a sus invitados antes de partir rumbo a su luna de miel con destino desconocido.

Jorge de Rusia y Rebecca Bettarini llevan juntos una década. Vivieron 6 años en Bruselas y ahora llevan casi tres en Moscú donde han decidido instalarse.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS