maradona-fidel-castro (1).jpg
Crédito: Twitter/@CubaMINREX
25 noviembre, 2020
Azteca Noticias
Internacional - Notas
Compartir

Maradona y Fidel murieron el mismo día: cancillería de Cuba

Diego Armando Maradona y Fidel Castro Ruz se conocieron en 1987 y desde ese momento el futbolista expresó una gran admiración por el exmandatario y la Revolución de Cuba

La muerte de Diego Armando Maradona ha causado un sinnúmero de reacciones a lo largo y ancho de todo el mundo, una de ellas y que era de esperarse es la del gobierno de Cuba, el cual a través de su Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex) ha externado un mensaje alusivo a la fecha de la muerte del astro del futbol.

  Resulta que este mismo día, 25 de noviembre, pero de 2016, el líder de la Revolución Cubana y presidente de esa nación Fidel Castro también murió.

TE PUEDE INTERESAR:
“Perdí a un amigo": Pelé se despide de Maradona con emotivo mensaje en Twitter

Fue a través de su cuenta de Twitter que el Minrex de Cuba recordó la fecha y replicó unas palabras que Maradona dedicó alguna vez al expresidente de Cuba.

“La historia ha querido que partan el mismo día”, escribió la cancillería en Twitter, en alusión a la coincidencia de la fecha de la muerte de ambos personajes, quienes además mantuvieron una íntima y cuestionada amistad.

El mensaje que habría dado Maradona a Fidel es el siguiente de acuerdo con el gobierno cubano:

Para mí fue como un segundo padre, porque me aconsejó, me abrió las puertas de Cuba cuando en Argentina había clínicas que me la cerraban, no querían la muerte de Maradona. Y Fidel me las abrió de corazón

Y es que cuatro años después de la muerte del exmandatario cubano, el 25 de noviembre de 2016, el campeón del mundo partió de este mundo.

Fidel y Diego; su historia

Diego Armando Maradona y Fidel Castro Ruz se conocieron en 1987 y desde ese momento el futbolista expresó tener una gran admiración por el exmandatario y la Revolución Cubana.

El argentino sentía mucho respeto por Ernesto “Ché" Guevara, a quien inmortalizó en su piel con un tatuaje en su brazo.

Un gesto de amistad y admiración tuvo con Fidel Castro, ya que el sudamericano se tatuó el rostro del político en la pierna.

Por su parte, el líder cubano también mostro su simpatía por el futbolista y le dio asilo cuando apoyó su periodo de rehabilitación en un centro especial en Cuba.

Frecuentemente intercambiaban cartas en las que exponían sus opiniones políticas y deportivas, y, en su momento, el también entrenador nombró como “El más grande de la historia” al mandatario.

TE PUEDE INTERESAR:
Decretan tres días de luto en Argentina por muerte de Maradona

MÁS NOTICIAS