Fukushima
15 abril, 2021
Arturo Engels
Internacional - Notas
Compartir

OIEA monitoreará descarga de aguas residuales nucleares de Japón

Con una postura imparcial y muestreo científico, el Organismo Internacional de Energía Atómica vigilará la descarga de las aguas residuales nucleares de Japón.

El Organismo Internacional de Energía Atómica prometió monitorear de cerca la descarga de las aguas residuales nucleares de Japón. Aseguró que lo hará con una postura imparcial y medidas de muestreo científico ante las preocupaciones sobre la decisión tomada por la “Tierra del son naciente”.

En entrevista, Rafael Mariano Grossi, director general del organismo, señaló que la agencia colaborará con Japón en el proceso para garantizar que no se produzcan daños al medio ambiente, a las zonas residenciales cercanas o a las especies marítimas locales.

Rafael Mariano Grossi, Director de Organismo Internacional de Energía Atómica:

En primer lugar, tenemos que trabajar a fondo en la preparación antes de la descarga, lo que significa que vamos a estar de acuerdo en los volúmenes, los tiempos, la medición, el equipamiento, los criterios, así como una serie de cosas que los expertos técnicos van a analizar. Así que esto estará en preparación. Segundo, la agencia será parte del proceso de la descarga, lo que significa que estaremos presentes durante todo el proceso, cuando esta descarga se realice. Y tercero, se va a hacer una evaluación para asegurarnos de que el vertido no cause ningún daño al agua, a los sedimentos o a los peces”.

El funcionario agregó que la decisión de Japón de verter aguas residuales nucleares al océano se ha convertido en un asunto de gran importancia, lo que ha generado severas preocupaciones no solo en países vecinos, sino en todo el mundo. Por ello es que el OIEA se mantendrá transparente en torno al asunto, ya que busca “calmar” esas preocupaciones.

Rafael Mariano Grossi, Director de Organismo Internacional de Energía Atómica:

La cuestión de la disposición final del agua acumulada alrededor de la central nuclear dañada ha suscitado preocupaciones de los países vecinos. El tema que nos ocupa es muy conocido. Todos sabemos lo que hay allí, todos sabemos la cantidad de aguas residuales. Lo que tenemos que hacer es asegurarnos de que cuando las aguas comiencen a ser vertidas, no habrá ningún daño al medio ambiente, ni daños de ningún tipo”.

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica, señaló que la supervisión del vertido de aguas residuales será un proceso complicado, ya que los técnicos tienen que diferenciar los materiales radiactivos de las plantas nucleares de los que ya existen en la naturaleza. Para ello, la agencia prometió monitorear de cerca el proceso y tomará muestras de agua del mar y especies al azar.

Te puede interesar:
Ola de frío provoca tormenta de arena en China

Rafael Mariano Grossi, Director de Organismo Internacional de Energía Atómica:

Tomaremos muestras de los peces, la lechuga, el repollo y el agua, y luego tendremos una lectura técnica de la composición exacta de esos productos o alimentos, o el agua. Así que esta es la forma en la que intentamos trabajar”.

Japón va a soltar agua radiactiva al mar

Desde el pasado martes, El primer ministro de Japón, Yoshihide Suga, anunció que su Gobierno decidió descargar aguas residuales radiactivas contaminadas de la planta de energía nuclear de Fukushima Daiichi al océano Pacífico, a pesar de la oposición nacional e internacional.

La planta nuclear de Fukushima Daiichi ha ido generando una enorme cantidad de agua contaminada por radiación desde el accidente nuclear provocado por el devastador terremoto y posterior tsunami de 2011, debido a la necesidad de agua para enfriar los reactores.

La polémica decisión se tomó debido a que se estima que el agua almacenada en tanques de la planta ubicada en el noreste de Japón, alcance su máxima capacidad el próximo año.

Te puede interesar:
Japón adoptará un plan para liberar agua radiactiva de Fukushima

Preocupación en países vecinos

La decisión ha desencadenado una ola de reacciones y una gran preocupación sobre todo en países vecinos como China y la República de Corea, quienes de inmediato expresaron su preocupación por el daño de la descarga al medio ambiente, la salud humana y la seguridad alimentaria.

El plan del gobierno “Nipón” también provocó protestas en diversas partes del país, especialmente en el área de Fukushima, y muchos ciudadanos temen que esto se convierta en la gota que “derramará el vaso” para la industria pesquera, que ya ha sufrido un duro golpe desde el desastre ocurrido hace una década.

planta Fukushima
planta Fukushima

Accidente nuclear de Fukushima

El accidente nuclear de Fukushima I ocurrió el 11 de marzo de 2011 a las 14:46 horas locales, luego del terremoto de magnitud 9.0 que además provocó un tsunami en la costa noreste de Japón.

MÁS NOTICIAS