cubrebocas_desecharlos.jpg
Crédito: Getty Images
20 abril, 2021
Azteca Noticias
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

¿Qué hacer con los cubrebocas usados para no contaminar?

El uso de cubrebocas es básico para evitar contagios de Covid-19, debes colocarlo correctamente y desecharlos siguiendo estos consejos cuando ya no sean útiles.

Una de las medidas más recomendadas para evitar contagios de Covid-19 es usar cubrebocas, de los cuales, existen diferentes modelos; sin embargo, ¿qué hacer con ellos cuando ya fueron usados y no sirven más?

Los cubrebocas suelen estar hechos con distintos materiales, pueden ser reutilizables o desechables y se utilizan como parte de una estrategia integral para disminuir la propagación del virus SARS-CoV-2.

Te puede interesar: Oscar 2021: cubrebocas no será obligatorio en algunos momentos

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), para que las mascarillas sean eficaces, es necesario utilizarlas, guardarlas, limpiarlas y eliminarlas correctamente.

En caso de utilizar un cubrebocas reutilizable, hechos principalmente de tela, es posible lavarlo para darle más de una vez de uso, para lo cual la OMS recomienda:

  • Lavar los cubrebocas de tela con jabón o detergente, preferiblemente en agua caliente (al menos a 60º C), como mínimo una vez al día.
  • De no ser posible lavar la mascarilla en agua caliente, lavarla con jabón o detergente en agua a temperatura ambiente y a continuación, hervir la mascarilla durante un minuto.

¿Qué hacer con los cubrebocas desechables cuando ya no sirven?

En el caso de los cubrebocas desechables, la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México recomienda separar los residuos no reciclables y sanitarios, con la finalidad de evitar la propagación de Covid-19 y proteger a los trabajadores de limpia.

De acuerdo con Sedema, esta es la manera correcta en que se deben separar los residuos, sobre todo las mascarillas que son de un uso:

  • Colocar en una bolsa los cubrebocas, guantes, pañuelos desechables, chicles, cepillos dentales, cigarros, envases de medicamentos, jeringas y gasas, porque son considerados como no reciclables y sanitarios.
  • La bolsa donde se depositen estos residuos debe rociarse por dentro y por fuera con una solución de agua clorada (se recomienda utilizar una solución clorada a 400 ppm, la cual se obtiene al añadir 10 mililitros de cloro comercial en un litro de agua).
  • Después es necesario escribir en la bolsa con un plumón permanente la leyenda “Residuos sanitarios”, para entregarla de manera segura al camión o la persona que recolecta la basura.

Por último, la OMS aconseja que antes de tocar los cubrebocas, las personas se aseguren de tener las manos limpias y no ponerlos alrededor del brazo o la muñeca cuando se los quiten, lo mejor es guardar el cubrebocas en una bolsa de plástico limpia hasta que lleguen a casa y puedan tirarlo al contenedor especial para residuos sanitarios.

Te puede interesar: ¿WhatsApp Pink? ¡Cuidado, es un virus!

MÁS NOTICIAS