UNAM Popo.jpg
15 enero, 2020
Carlos Soto
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

El Popocatépetl impactó a la investigación y la protección civil: UNAM

Se cumplen 25 años de la etapa eruptiva del coloso

CDMX.- México tiene más de dos mil volcanes, de ellos, 12 son considerados activos o peligrosos y cerca de ellos vive aproximadamente 75 por ciento de la población.

  Así lo informó Carlos Valdés González, director del Centro de Estudios Mexicanos de la UNAM en Costa Rica, al participar en el simposio “El Popocatépetl: 25 años de actividad eruptiva”, realizado en el Instituto de Geofísica de la Máxima Casa de Estudios.

El evento incluyó a especialistas del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) y estuvo encabezado por el Coordinador Nacional de Protección Civil, David León Romero, quien reconoció la labor del Comité Científico Asesor y de todo el personal que, durante un cuarto de siglo, ha dedicado su talento y experiencia para monitorear, investigar y conocer de mejor forma el comportamiento del volcán.

Se confirmó que de diciembre de 1994 a 2019, el coloso ha presentado más de 83 domos, lo que refleja un equilibrio entre el material que asciende y su destrucción.

Los especialistas también destacaron que la actualización del mapa de riesgos es clave para llegar al medio millón de personas que viven en los alrededores de “Don Goyo”, aunque se necesita seguir trabajando a fin de hacer llegar la información más precisa a la población.

Expertos del Instituto de Geofísica señalaron que en el último cuarto de siglo, el Popocatépetl ha marcado cambios en el país, evidenciando el impacto del conocimiento científico en beneficio de la sociedad, especialmente por el impulso de medidas de protección.

Cenapred Popo maqueta.jpg

Enrique Guevara Ortiz, director General del Cenapred, manifestó que “Don Goyo” ha marcado el rumbo de trabajo en la protección civil y en la gestión del riesgo, además de que ha estado presente en la historia del país.

Mientras que Guadalupe Valencia García, coordinadora de Humanidades de la UNAM, dijo que en 1994, fecha en que inició este periodo de actividad volcánica, el país era una tierra convulsa, y no es de extrañar que el Popocatépetl “también manifestara su sentir ante una nación que se contenía para no explotar”. (Con información de UNAM y Cenapred)

MÁS NOTICIAS