estatua_manifestantes_canada
Crédito: Reuters
02 julio, 2021
Azteca Noticias
Internacional - Notas
Share

Manifestantes derriban estatuas por caso de niños indígenas en Canadá

En Canadá, el hallazgo de cuerpos de niños indígenas provocó que manifestantes derriban estatuas de la reina Victoria e Isabel II.

Miles de manifestantes salieron a las calles el pasado 1 de julio en Canadá, a fin de exigir que se esclarezcan los hechos respecto a las 751 tumbas halladas en un internado que albergó niños indígenas. Durante las protestas destruyeron dos estatuas históricas, una de la reina Victoria y otra de la reina Isabel II.

En el marco de la celebración de su fiesta nacional, ya que el 1 de julio se conmemora la fundación de Canadá en 1867, manifestantes incendiaron dos iglesias católicas localizadas al sur de Columbia Británica y destruyeron dos estatuas pertenecientes a la reina Isabel II, actual soberana de Inglaterra, y a la reina Victoria.

Ambas estatuas fueron derribadas por manifestantes que gritaban consignas como: “estos los rostros del colonialismo”, “no al genocidio"; pues consideran que los colonizadores son los culpables de la muerte de los 215 niños indígenas, cuyos cuerpos fueron encontrados en Columbia Británica.

En medio de un arranque de furia por los hechos suscitados en los últimos días, manifestantes canadienses ataron con cuerdas el cuello de las dos estatuas y jalaron de ellas hasta derribarlas.

Las estatuas se encontraban en Winnipeg, capital de la provincia de Manitoba. La correspondiente a la reina Victoria de Inglaterra, quien estuvo al frente de la corona de 1819 a 1901, estaba sobre su pedesatal en la parte delantera del parlamento de Winnipeg, en el centro de Canadá.

Te puede interesar: En Canadá hallan restos de 215 niños en una antigua escuela indígena

Por su lado, la otra estatua, que representaba a la actual soberana británica, Isabel II, estaba en zonas aledañas a dicho parlamento de Canadá.

Manifestantes de Canadá queman iglesias por niños indígenas muertos

Dos iglesias católicas localizadas al sur de Columbia Británica, Canadá, también fueron incendiadas en medio de la indignación por parte de los manifestantes que salieron ayer a exigir justicia por los cuerpos hallados pertenecientes a los niños indígenas.

Keith Crow, jefe de la comunidad indígena de Lower Similkameen, explicó a medios locales que los equipos de emergencia fueron alertados por un incendio en la iglesia de Choapaka; sin embargo, la encontraron hecha cenizas cuando arribaron al lugar.

Asimismo, a principios de esta semana, otros dos recintos católicos de Okabagan también fueron destruidos.

Tanto los incendios como la destrucción de las estatuas en Canadá ocurrieron en el marco de una investigación que busca esclarecer el caso de las 751 tumbas encontradas en un internado que actualmente permanece cerrado, pero que albergó niños indígenas en décadas pasadas.

Dicho hallazgo se suscitó pocas semanas después de que en Columbia Británica se rescataran los cuerpos de 215 niños indígenas.

Cadmus Delorme, jefe de la Primera Nación de Cowessess, dijo que todavía no está claro cuántos de los restos encontrados en las tumbas pertenecen a menores de edad.

De acuerdo con medios internacionales, los niños indígenas eran sacados a la fuerza de sus comunidades para obligarlos a aprender otras lenguas y costumbres en internados que comenzaron a funcionar en Canadá a principios del siglo XIX, los cuales eran administrados por la Iglesia Católica.

Te puede interesar: Encuentran 751 tumbas en internado para niños indígenas en Canadá

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS