Papa Francisco acepta renuncia de tres obispos chilenos
Tony Gentile/REUTERS
14 abril 2020 10:04hrs
Notimex
Internacional - Notas
Compartir

La crisis en la Iglesia Católica parece no tener fin

Acusan al Papa Francisco de mentiroso por encubrir a cardenal abusador.

3 de septiembre.- Tras una semana de polémica por los señalamientos contra el Papa de supuesto encubrimiento a un cardenal abusador, en las últimas horas se recrudeció la tensión en el Vaticano luego que el ex embajador papal en Estados Unidos acusó a Francisco de mentiroso.

Exactamente una semana después de su primera “carta bomba” del 26 de agosto, en la cual afirma que el pontífice supo y no actuó ante los abusos sexuales del ex arzobispo de Washington, Theodore McCarrick, el diplomático Carlo María Viganó apunto de nuevo contra la Curia Romana con un nuevo texto incendiario.

En el documento, publicado en diversos sitios web especialmente críticos de la gestión de Jorge Mario Bergoglio al frente de la Iglesia católica, Viganó cuestiona la transparencia vaticana en torno a un episodio controvertido que surgió durante la visita apostólica a Estados Unidos en septiembre de 2015.

Se trata del encuentro entre el Papa y Kim Davis, una funcionaria pública del estado de Kentucky quien fue encarcelada ese año luego de negarse a firmar actas de “matrimonios” homosexuales invocando su derecho a la objeción de conciencia.

La historia de esta mujer generó un gran debate público en Estados Unidos, pues se convirtió en un emblema de las organizaciones y grupos opositores a las uniones homosexuales.

Durante la estancia de Francisco en el país no se supo del encuentro privado, pero este se hizo público poco después provocando la molestia del Papa quien terminó despidiendo al nuncio apostólico en suelo estadounidense por ese caso.

En su momento, el Vaticano aclaró que el encuentro con Kim Davis había tenido lugar en medio de unos saludos a varias personas y que el Papa probablemente no sabía quién era ella.

Ahora Viganó argumenta que no fue así y en su nuevo memorial (publicado en italiano, inglés y español), detalla cómo se gestó aquel saludo supuestamente concordado con el mismo Bergoglio. Insistió que él y otros funcionarios vaticanos mintieron.

“Lo que es cierto es que el Papa sabía muy bien quién era Davis, y tanto él como sus colaboradores cercanos habían aprobado la audiencia privada. Los periodistas pueden verificar los hechos preguntado a los prelados Becciu, Gallagher y Parolin, como también al mismo Papa”, escribió Viganó.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS