kazajistan comida combustible protestas
Reuters
08 enero 2022
Azteca Noticias
Internacional - Notas
Compartir

Kazajistán sufre para conseguir comida y combustible tras protestas

Cientos de personas salieron a las calles de Kazajistán para conseguir comida y combustible, que escasean tras las protestas.

Después de una semana de violentas protestas, los residentes de varias regiones en Kazajistán sufren para conseguir comida y combustible, ello porque los supermercados están cerrados desde el pasado viernes, y los víveres disponibles se encarecieron.

Habitantes de Almaty, la principal ciudad de Kazajistán, hicieron largas filas de autos cerca de una gasolinería para cargar combustible; además, una multitud de personas se juntó afuera de una panadería para comprar pan o algo de comer.

Uno de los compradores dijo a la agencia Reuters que al menos dos de los supermercados cercanos están cerrados desde el viernes, pero “la gente necesita comida”. Por si fuera poco, los precios de las papas y harina aumentaron ante la falta de combustible, indicó el gerente de un centro comercial.

Además de la falta de combustible y la escasez de comida, las protestas en Kazajistán dejaron decenas de muertos y edificios públicos saqueados e incendiados, en lo que se considera la mayor violencia en el país en 30 años.

kazajistan comida combustible protestas

Y después de varios días de protestas en Kazajistán, las fuerzas de seguridad lograron tomar el control de las calles de Almaty el viernes.

¿Por qué comenzaron las protestas en Kazajistán?

Las manifestaciones comenzaron como respuesta a un aumento en el precio del combustible, pero se convirtieron en un amplio movimiento contra el gobierno respaldado por Rusia de Tokayev y el ex presidente de 81 años Nursultan Nazarbayev.

Ante el aumento de violencia y en un intento de frenar los reclamos, el gobierno de Kazajistán optó por dimitir y el presidente Kassym-Jomart Tokayev aceptó la renuncia del gobierno. Horas más tarde, se declaró estado de emergencia en el país.

kazajistan comida combustible protestas
Reuters

Un decreto presidencial anunció un estado de emergencia de dos semanas y toque de queda nocturno en la capital Nur-Sultan, debido a una “amenaza de seguridad grave y directa a los ciudadanos”.

Posteriormente, Tokayev pidió apoyo a su aliado, Rusia, para que enviara tropas y frenara las protestas. El presidente de Kazajistán culpó de los disturbios a terroristas entrenados en el extranjero que, según dijo, se habían apoderado de edificios y armas.

Debido a que las autoridades de Kazajistán no lograban contener las violentas protestas, Tokayev ordenó a sus tropas que dispararan a matar para sofocar el levantamiento en el país.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS