Benjamín Alvarado es un fanático de las motocicletas
28 octubre, 2020
Azteca Deportes
Azteca Golf

Benjamín Alvarado cambió la adrenalina de las motos por el golf

El originario de Santiago de Chile, integrante del PGA TOUR Latinoamérica trata de combinar su profesión de golfista con su pasión por las motocicletas.

El chileno Benjamín Alvarado ha tenido una muy buena carrera en el golf. Se inició en el deporte a los 11 años y tras una exitosa etapa como juvenil fue All-American en la Universidad Arizona State en 2007, el mismo año en que se hizo profesional. Tras la temporada inaugural del PGA TOUR Latinoamérica en 2012 dio un batacazo al aprovechar una invitación para ganar el Brasil Classic 2013 en el Korn Ferry Tour. Aquella temporada avanzó al PGA TOUR, en donde por dos temporadas las lesiones limitaron considerablemente sus opciones de juego. Hoy en día mantiene la esperanza de regresar al PGA TOUR mientras compite en PGA TOUR Latinoamérica. Para jugar al golf, Benjamín tuvo que dejar el motociclismo pero su pasión por ese deporte sigue más viva que nunca.

 

“Mi amor por las motos comenzó cuando yo era chico. Tenía 7 años y mi padre trajo a Chile la representación de las motos Kawasaki. Mi padre, Carlos, era un gran fanático de las motos, hacía enduro y andaba en moto todo el tiempo. Realmente toda mi familia es “motoquera”, así que todos andamos en moto”, escribió el golfista en el portal del PGA TOUR Latinoamérica.


“Cuando tenía entre 11 y 12 años, me cambié al golf. El cambio se dio simplemente porque gané el primer torneo de golf que jugué, mientras que en la categoría en la que competía en moto no ganaba nada. Esa satisfacción de ganar me llevó a querer dedicarme al golf, pero mi gusto por las motos nunca desapareció. De hecho, mientras estudiaba y jugaba golf en Arizona State iba a ver carreras profesionales de motocross y supercross. Es un deporte que nunca he dejado de seguir en la televisión”, agregó el nacido en Santiago de Chile el 2 de septiembre de 1985.

“Pasé muchos años deseando comprar una moto, pero no me atrevía por el miedo de que me pasara algo haciendo un deporte tan extremo. Un accidente en moto me podría dejar sin competir en golf durante mucho tiempo y en vista de que el golf es mi profesión exponerme a eso sería una estupidez”.

Una nueva etapa

En esta etapa de su vida Alvarado está más concentrado en su vida familiar. “Desde que comenzó la pandemia y todo ha estado bastante congelado. Los años han pasado y voy a ser padre dentro de mes y medio, así que ahora veo mi vida un poco más estable aquí en Chile. Ya no siento tantas ganas de viajar como antes”.
Texto y foto: PGA TOUR Latinoamérica

Te Puede Interesar
VIDEOS