Labios resecos por el frío: ¿por qué pasa y cómo evitarlo?

Durante la temporada de frío, uno de los síntomas más comunes que experimenta la piel son los labios resecos. Aquí te decimos cómo puedes evitarlos.

Escrito por: Kevin Lara Martínez
¿Cómo evitar los labios resecos?
¿Cómo evitar los labios resecos? | Pixabay

Los labios resecos o agrietados tienden a ser sumamente molestos, pues llegan a incomodar a las personas que los tienen. En muchos casos, se pueden generar heridas debido a que la piel se abre con facilidad por esta condición. Éste síntoma es muy común cuando existen factores ambientales extremos, como es el caso de las bajas temperaturas.

Sin embargo, hay otros elementos rutinarios que pueden agravar esta condición, como puede ser el exponer los labios a la saliva, al polvo, al frío, al Sol, al viento, a las sustancias irritantes y a algunos alimentos. Por más común que sean cada uno de estos, pueden llegar a interferir en la salud y apariencia de la boca.

Comúnmente somos conscientes de proteger nuestro cuerpo aplicándonos protección solar en un clima caluroso, o bien, tapándonos las orejas cuando hace frío. A pesar de ello, solemos olvidarnos de los labios; por esto, es importante protegerlos no sólo por la cuestión estética, sino por las grietas y problemas en la salud que pudieran implicar.

¿Cuáles son las causas de los labios resecos?

Los labios resecos se manifiestan principalmente por la falta de hidratación. Estos tienden a secarse con mayor rapidez a diferencia de cualquier otra parte de la piel humana, ya que no son capaces de evitar la evaporación de la humedad como lo hacen otras áreas del cuerpo.

Además de esto, contienen menos melanina y queratina, sustancias que se encargan de proteger la piel de los rayos del Sol y de otros factores como el viento, el frío, la falta de agua, el déficit de vitamina A y E, el calor extremo o el tabaco.

¿Cómo evitar los labios resecos?

Como ya lo mencionamos anteriormente, es esencial tomar mucha agua para hidratar los labios. Lo recomendable es beber de ocho a diez vasos de agua al día, dependiendo de las circunstancias. Si consumes la cantidad de agua adecuada, lograrás compensar la falta de hidratación, principalmente si te encuentras en climas extremadamente calurosos o fríos.

Otro consejo para tener los labios en buenas condiciones es incorporar la cantidad adecuada de vitamina A a tu dieta diaria, ya que ésta es necesaria para para el correcto desarrollo de los huesos y el buen estado de las mucosas y de la piel. La puedes encontrar en alimentos tales como el hígado, el pescado, la yema de huevo, la mantequilla, el queso, el melón, la zanahoria, el mango o las espinacas.

También es útil el uso de humectantes labiales y lápices que cuenten con vitamina A y E; sin embargo, es necesario complementarlos con otras rutinas.

¡No te pierdas nuestro contenido, sigue a Fuerza Informativa Azteca en Google News!
Escrito por: Kevin Lara Martínez

Otras Noticias

×