mujer_nieve.jpg
Crédito: Reuters
24 febrero, 2021
Azteca Noticias
Internacional - Notas
Share

Mujer caminó casi 10 kilómetros para recibir vacuna contra Covid-19

Una tormenta invernal que cayó en Seattle no detuvo a una mujer de 90 años, quien caminó casi 10 kilómetros para poder recibir su dosis contra la Covid-19.

Desde que inició la vacunación contra Covid-19 se han registrado casos en los que el personal ha vacunado a otras personas no programadas debido al clima, pero una mujer no quiso que su dosis se perdiera y caminó casi 10 kilómetros para llegar al centro de vacunación en Estados Unidos.

Se trata de Fran Goldman, que con 90 años caminó entre la nieve que dejó una tormenta invernal en Seattle para poder recibir la dosis de la vacuna contra Covid-19.

Te puede interesar: En China, hombre deberá pagar a su exesposa por tareas domésticas

Un medio local entrevistó a la mujer que aseguró que por varios días estuvo buscando una cita para poder recibir la vacuna y no tenía éxito, hasta que en el hospital infantil de Seattle le dijeron que su cita sería el próximo domingo.

“Estuve llamando para obtener una cita donde fuera, todas las mañanas, todas las tardes y varias veces estuve en línea por la noche”, declaró.

Te puede interesar: VIDEO: Cementerio en Italia colapsa y 200 ataúdes caen al mar

La mujer estaba preparada para ir por su vacuna, pero el fin de semana cayó una tormenta invernal que dejó varios centímetros de nieve en su puerta.

Pero en lugar de aplazar su cita o cancelarla por las condiciones del tiempo, Fran Goldman se puso al menos tres capas de ropa para atravesar los caminos llenos de nieve.

La mujer de 90 años declaró que se puso unos pantalones de lana y una blusa de manga corta para que la enfermera no tuviera problemas para aplicarle la vacuna.

Te puede interesar: Corte de Milán ordena a plataformas de alimentos contratar a repartidores

Sobre esta muda se colocó una chamarra de forro polar, un abrigo de plumas, un impermeable, unas botas para la nieve, su teléfono y dos bastones de senderismo.

Fran Goldman se aventuró a andar por las calles llenas de nieve y caminó tres millas de ida y de regreso al centro de vacunación donde había obtenido su cita.

La mujer contó al medio local: “No fue fácil, fue todo un reto”. Goldman había calculado su ruta y el tiempo en que tardaría en llegar al hospital para vacunarse y llegó apenas con cinco minutos de retraso.

Te puede interesar: Gobierno de Biden repartirá 25 millones de cubrebocas

MÁS NOTICIAS