Maradona-fidel-castro.jpeg
Crédito: Reuters.
25 noviembre, 2020
Azteca Noticias
Internacional - Notas
Share

Diego Armando Maradona y su relación con políticos de la izquierda mundial

‘El Pelusa’ fue muy conocido por su amistad con Fidel Castro y su simpatía hacia los gobiernos de Hugo Chávez, Evo Morales, Nicolás Maduro y hasta de López Obrador.

La zurda tanto en la cancha como en la vida. Maradona no sólo dribló, pateó y conquistó Inglaterra con la izquierda, él era de izquierda. ‘El Diego’, enemigo del “imperialismo yankee” no sólo por aquella enfermera de Dallas que le “cortó las piernas”, sino porque su visión del mundo no le permitía apoyar al capitalismo aunque, irónicamente, tuviera más dinero que al menos 20 millones de argentinos.

  Tan amigo de Fidel que el destino los hizo morir el mismo día, pero con cuatro años de diferencia, en un capricho de la vida que el gobierno cubano no iba a dejar pasar y, aunque en la isla lamentaron la muerte de ‘El Diego’, su cancillería parecía celebrar que Cuba calificaba por segunda vez a una Copa del Mundo.

Maradona y Fidel Castro se conocieron en 1987, después de que ‘El Pelusa’ llamara al mandatario cubano “su segundo padre”. Tal era el cariño entre ambos, que el exfutbolista decidió tatuarse el rostro Fidel en la pierna izquierda, en la parte posterior de la zurda con la que el llamado “D10S” realizó tantos milagros sobre el césped.

“Fidel me aconsejó, me abrió las puertas de Cuba cuando en Argentina había clínicas que me las cerraban porque no querían la muerte de Maradona. Y Fidel me las abrió de corazón”, dijo ‘El Diego’ tras la muerte de Fidel, quien le permitió al ídolo napolitano tratar por casi cinco años en la isla su adicción al polvo blanco.

Un chico del pueblo, un ‘pibe’ antisistema, un futbolista cuya baja estatura contrasta con el enorme impacto que su vida tuvo en este mundo. Sus ídolos eran revolucionarios, caudillos y los líderes políticos que parecieran oponerse al capitalismo, pero particularmente los enemigos del ‘Tío Sam’, aunque Maradona llegara a pedir dólares hasta para ser entrevistado.

‘El Diego’ dedicó su autobiografía a Fidel Castro “y a todo el pueblo cubano”, y pese a tanta controversia, siempre se mostró a favor de Hugo Chávez y hasta salió al quite a defender a Nicolás Maduro.

“Creo en Chávez, yo soy chavista. Todo lo que Fidel hace, todo lo que Chávez hace, para mí es lo mejor”, dijo una vez. “Aquí se respira lucha y revolución. Gracias (Nicolás Maduro) por continuar con el legado del comandante eterno, Hugo Chávez”, sentenció ‘El Pelusa’ apenas en enero pasado; en octubre pasado, el líder venezolano le envió una carta de cumpleaños.

De Evo Morales también era simpatizante y hasta llegó a mostrar su apoyo a López Obrador. En esa surreal parte de la vida en la que se juntaron los caminos de Diego Armando y Sinaloa, el astro argentino no sólo dijo “eehhhhhhhhhh”, sino que aprovechó para pedirle una única cosa a Andrés Manuel, entonces recién elegido a la presidencia de México: “combatir el imperialismo en América Latina”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:
Murió Diego Armando Maradona, el mejor futbolista de la historia

“Le mando un gran saludo al pueblo mexicano y a su nuevo presidente Andrés Manuel López Obrador, que sin duda trabajará para darle felicidad a su gente (...) Latinoamérica debe estar unida y en paz contra el imperialismo que todos los días despliega sus armas para quedarse con todo a costa del hambre y la gente”, dijo el exjugador en 2018.

Él era ‘El Diego’, ‘El Diego de la gente’, pero también ‘El Diego de los excesos’, el que odiaba la desigualdad pero no los dólares, el amigo de Castro, el admirador del Ché Guevara, el “Barrilete Cósmico”, el futbolista, el personaje, el ídolo, el “D10S”, el caudillo de la cancha y el político frustrado: Diego Armando Maradona.

MÁS NOTICIAS