ver fotos
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee
  • Wendolee
    Wendolee

FOTOS: Wendolee y su esposo terminan con la pesadilla, pues su hija Hannah al fin es dada de alta y en perfectas condiciones.

FOTOS: Wendolee y su esposo terminan con la pesadilla, pues su hija Hannah al fin es dada de alta y en perfectas condiciones.
Aquí te contamos la dura batalla que tuvieron que pasar Wendolee y su esposo, tras el nacimiento de su hija Hannah.

Wendolee, una de las participantes de la primera generación del reality “La Academia”, contó en exclusiva a Ventaneando el calvario que vivió desde que nació su bebita Hannah, quien tuvo problemas graves de salud que pusieron en peligro su vida.

La exacadémica relata que al iniciar su labor de parto, todo iba bien, pero después de más de 20 horas, tuvo que entrar a cesárea de emergencia debido a complicaciones que se presentaron en ese momento. Al nacer su bebita, no había buenas noticias para la familia.

Hannah tuvo que ser trasladada al área de cuidados intensivos por una neumopulmonía, ya que aspiró “meconio”, estos son diversos deshechos que desprende el recién nacido desde el mes 4.

Wendolee conoció a su hija después de dos días de haber dado a luz, pues estaba tan delicada y en condición tan crítica, que la tuvieron que trasladar a un área de cuidados intensivos más rigurosa. Además de la neumopulmonía, a la bebé le detectaron una infección. Wendo y su esposo pasaron momentos de mucha angustia y desesperación porque la esperanza de vida que le daban a su pequeña era del 10%.

Al ser intubada, a Hannah le lastimaron sus cuerdas bucales y resultaron un poco dañadas, aunque de 4 a 6 meses se recuperarán.

Después de que la recién nacida luchara durante varios días, le quitaron el ventilador, que le ayudaba a mantenerse estable, ya que el pronóstico fue que ya estaba fuera de peligro.

Los médicos les comentaron que los pulmones de la bebé estaban recuperándose favorablemente, que no se esperaban secuelas por la infección y que en el momento que la niña aprendiera a respirar y a comer por sí sola, era el momento en que podrían darla de alta.

Después de que Hannah estuviera 5 semanas en el hospital desde su nacimiento, el mal trago que vivió Wendolee y su esposo quedó en el pasado.

Antes de salir del hospital le realizaron una resonancia magnética a Hannah y salió sin ninguna anomalía el estudio. La hija de Wendolee salió sin ningún medicamento recetado, por lo que al fin fue dada de alta y en perfectas condiciones.

Ahora la bebé lucha con las secuelas que le dejó estar tanto tiempo intubada pero la buena noticia es que se recuperará y pronto estará en perfectas condiciones.

17 abril, 2021
Ventaneando
TV AZTECA | PROGRAMAS