cuarentena-artico.jpg
Crédito: Instagram @viaggiarelibera
17 junio, 2021
Azteca Noticias
Internacional - Notas
Share

Mujer se muda al Ártico a pasar la cuarentena por pandemia de Covid-19

Una joven italiana dejó su país para viajar al Ártico, donde decidió pasar la cuarentena decretada por la pandemia de Covid-19.

Valentina Miozzo es una mujer italiana que viajó desde su país natal hasta el norte de Noruega para refugiarse en el Ártico en medio de la cuarentena decretada por la pandemia de Covid-19.

La joven llegó hasta ese lugar cuando se acercaban noches polares de 24 horas, por lo que “diciembre y enero fueron dos meses de oscuridad”, dijo la mujer a medios locales.

En la región Emilia Romagna, localizada al norte de Italia, la vida de Valentina cambió debido a la pandemia, pues antes de que el Covid-19 apareciera trabajaba como guía de senderismo y dirigía un blog de viajes.

Te puede interesar: Disneyland Paris abrió sus puertas a los visitantes

La vida de esta mujer estaba enfocada completamente al turismo, así que la cuarentena decretada en muchos países del mundo, a fin de frenar los contagios de Covid-19, hizo que sus días tuvieran un cambio abrupto, y comenzó a trabajar desde casa.

“Mi vida siempre la he pasado viajando, estaba fuera de casa unos seis meses al año”, contó Valentina.

Por ello, cuando en septiembre de 2020 recibió una oferta para ir al Ártico como administradora de una pensión, no dudó en aceptar.

“¿Tenía miedo? No, lo vi como una gran oportunidad para visitar lugares que quizás nunca hubiera elegido por mi propia voluntad. Como ya no podía hacer mi trabajo, esta era una forma de viajar y experimentar otra realidad, de una manera más estática, pero en una parte del mundo que no conocía”, declaró a medios locales.

Una cuarentena en el Ártico rodeada de nieve y renos

En octubre, Valentina llegó a Kongsfjord, un pueblo de pescadores localizado en el Ártico, donde establecimientos como el hospital y un supermercado están a muchos minutos de distancia. Además, “hay hielo por todas partes, por lo que es difícil moverse”.

“El clima, la oscuridad, todo es diferente. Es la tundra real, los árboles no crecen, es un paisaje realmente salvaje. Hay zorros rojos, renos, ballenas, delfines, orcas y muchas aves marinas, también están las focas que son adorables”, detalló la mujer.

Durante su estancia en este rincón del Ártico pudo estar cerca de la naturaleza y sin usar cubrebocas, ya que hasta ahora no se ha registrado ni un solo caso de Covid-19 en Kongsfjord, pues otras ciudades de Noruega estaban en estricta cuarentena.

Aunque su trabajo en la pensión terminó, Valentina compró un automóvil para dirigirse hacia el archipiélago de Svalbard, considerado como el asentamiento habitado localizado más al norte del planeta.

“He creado hermosas relaciones y solidaridad con la gente de Kongsfjord, es como si hubiera creado una familia, ahorita estoy unida a ellos, así que definitivamente volveré a visitarlos en el futuro”, concluyó la joven.

Te puede interesar: Albañil gana 47 millones de pesos en la lotería de Argentina

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS