medidores Yucatán cenote.jpg
10 diciembre, 2020
Azteca Noticias
Estados - Notas
Share

Sacan 112 medidores de electricidad de un cenote de Yucatán

En el cenote Chen Há en Kopamá, buzos también encontraron inodoros, colchones, llantas y plásticos.

Un total de 112 medidores de electricidad corroídos, entre otras cosas, fueron encontrados por un equipo de buzos durante el saneamiento del cenote Chen Há en Kopamá, Yucatán.

  De acuerdo con las imágenes, en el cenote también fueron extraídas neveras, inodoros, colchones, llantas, plásticos, objetos de brujería y los medidores de luz.

El saneamiento se llevó a cabo el pasado 4 de diciembre y, de acuerdo con el equipo de buzos, los medidores hallados generaron la interrogante de si sus componentes pudieron haber contribuido a la muerte de peces, cuyos restos también fueron encontrados en el fondo del cenote.

“Atentado contra una de las fuentes de agua más importantes del planeta. El día de antier, luego de un saneamiento apoyado por la fundación Bepensa, logramos extraer 117 medidores de luz altamente contaminantes que se encontraban en el fondo del cenote”, escribió en su cuenta de Twitter el buzo Sergio Grosjean.

“Cabe mencionar, a diferencia de los anteriores saneamientos, en esta oportunidad y para nuestra sorpresa debido al gran volumen y características de los residuos sólidos se desenterraron medidores de luz, los mismos que se utilizan en los hogares y empresas. Por ser un cenote abierto, y a la constante precipitación de materia orgánica, así como el mismo peso de los artefactos, estos se encontraban debajo de una gruesa capa de sedimento.

“Es evidente que este tipo de aparatos electrónicos poseen componentes altamente contaminantes como cobre, plomo e imanes, y de allá nuestra interrogante en conocer si estos metales pesados fueron los que originaron la muerte de peces que se observaron depuestos en el fondo; siendo que unos se encontraban en buen estado de conservación y otros sólo se vislumbraba el esqueleto. A ello, hay que sumarle los cráneos de 3 cocodrilos”, señalaron.

Los buzos consideraron que este tipo de acciones atentan contra la salud no sólo de la población que habita cerca del cenote, sino para aquellas que extraen el agua para después ser clorada para consumo humano.

“Consideramos que este tipo de acciones atentan contra la salud, no solo de la población que vive cerca del cenote que aprovechan el agua de pozo para consumo humano, animal e incluso hortalizas, sino un riesgo inminente para las poblaciones circunvecinas que extraen agua que luego es clorada para consumo humano y, por ende, no se eliminan los metales pesados”, agregaron.

MÁS NOTICIAS