ver fotos
  • Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
  • Lorna Paz.
    Lorna Paz.
    Lorna Paz.
  • Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
  • Lorna Paz.
    Lorna Paz.
    Lorna Paz.
  • Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
  • Lorna Paz.
    Lorna Paz.
    Lorna Paz.
  • Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
  • Lorna Paz.
    Lorna Paz.
    Lorna Paz.
  • Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
  • Lorna Paz.
    Lorna Paz.
    Lorna Paz.
  • Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
  • Lorna Paz.
    Lorna Paz.
    Lorna Paz.
  • Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
  • Lorna Paz.
    Lorna Paz.
    Lorna Paz.
  • Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
  • Lorna Paz.
    Lorna Paz.
    Lorna Paz.
  • Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
  • Lorna Paz.
    Lorna Paz.
    Lorna Paz.
  • Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
  • Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
  • Lorna Paz.
    Lorna Paz.
    Lorna Paz.
  • Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
  • Lorna Paz.
    Lorna Paz.
    Lorna Paz.
  • Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
  • Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
  • Lorna Paz.
    Lorna Paz.
    Lorna Paz.
  • Lorna Paz.
    Lorna Paz.
    Lorna Paz.
  • Lorna Paz.
    Lorna Paz.
    Lorna Paz.
  • Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.
    Ana María Orozco.

¿Cómo así? Tremenda polémica se armó en las redes sociales tras ventilar el salario de Beatriz Pinzón Solano y el de “La Peliteñida”.

¿Cómo así? Tremenda polémica se armó en las redes sociales tras ventilar el salario de Beatriz Pinzón Solano y el de “La Peliteñida”.
La diferencia en el sueldo dejó a más de uno con el ojo cuadrado.

Desde su estreno en 1999, la telenovela colombiana “Yo soy Betty, la fea” ha roto fronteras y récords, y aún ahora, a más de 20 años de su lanzamiento sigue dando de qué hablar.

Las nuevas generaciones siguen disfrutando de la novela que ha sido repetida varias veces, y sus seguidores bien recordarán que Patricia Fernández y Beatriz Aurora Pinzón Solano trabajaban bajo las órdenes de Armando Mendoza, quien se convirtió en el presidente de Ecomoda.

Mientras que Betty contaba con un currículum impresionante, un título universitario, experiencia profesional, recomendaciones y bastos conocimientos en economía, la “Peliteñida” se jactaba de haber estudiado “seis meses de finanzas en la San Marino”, pero la estrecha amistad de Patricia con Marcela Valencia, prometida y accionista de la empresa, y su increíble belleza le valieron para conseguir el puesto de asistente de “Don Armando”, mientras que Betty se tuvo que conformar con el puesto de secretaria, ejerciendo desde una oscura y oculta oficina que antes había servido de bodega.

Como bien se recuerda, Betty tuvo a su cargo la empresa completa, quedándose atrás de todas las decisiones importantes, sin embargo, el sueldo de Beatriz y de Patricia estaba a años luz de diferencia.

Los usuarios en Twitter hicieron evidente esta injusta situación que va más allá de la pantalla chica, pues sigue siendo una realidad en las empresas hoy en día, como aseguran los navegantes.

“En el año 2000, en la novela ‘Yo soy Betty, la fea’, Patricia Fernández, con 6 semestres de finanzas en la San Marino, tenía un sueldo de $2.500.000 mensuales. Betty tenía un sueldo de $444.000, luego subió a $1.000.000. El salario mínimo mensual en el año 2000 era de $260.100”, escribió el usuario Monedas de Colombia.

Este dato causó indignación en redes, pues es bien conocida la labor de Betty en la empresa, su manejo de las finanzas, horas extra, etc. y su salario llegaba casi a dos mínimos, mientras en de Patricia, impuntual e incompetente, era mucho más alto, esto, de acuerdo con la ficción, en una de las empresas más importantes de Colombia en su rubro. Muchos internautas señalaron la corrupción, mientras que otros aseguran que esto es un retrato de lo que pasa en algunas empresas.

Entre el nepotismo por la amistad de Patricia y Marcela que le valió a la “peliteñida” un mejor salario, hasta el machismo reflejado de que el físico es más valioso a las aptitudes, conocimiento y experiencia, la telenovela sigue provocando debate y polémica en redes sociales.

Aunque este “cuento de hadas” tuvo su final feliz y la justicia llegó para los protagonistas, las humillaciones por las que Betty tuvo que pasar son el pan de cada día de muchos trabajadores que no tienen su “final de ensueño”, como señalan los usuarios.

29 octubre, 2020
TV Azteca
Series
TV AZTECA | PROGRAMAS